Alergias en otoño, causas, las más comunes y como prevenirlas

Alergias en otoño, causas, las más comunes y como prevenirlas

Generalmente solemos asociar la palabra “alergia” con la primavera, pero ¿sabías que las alergias no son sólo cosa de esa época? Tal y como nos dice el Dr. José Manuel Barceló, alergólogo del Hospital Vithas Parque San Antonio, la llegada del otoño trae consigo la aparición o repunte de otras alergias relacionadas con, entre otras causas, la bajada de temperaturas o cambios de hábitos alimenticios con respeto al verano.

 

Causas: ¿Por qué aumentan las reacciones alérgicas en otoño?

  • La vuelta al cole: La alimentación en comedores escolares, asistencia a cumpleaños infantiles o compartir comida con los compañeros, son situaciones de potencial exposición a alérgenos.
  • La bajada de temperaturas: La llegada del frio trae consigo un mayor uso de la calefacción y una menor ventilación, que, junto con el aumento de la humedad ambiental, crean la situación perfecta para la proliferación de los ácaros del polvo.
  • El repunte de enfermedades virales: Además de producir los síntomas normales, estos virus activan los efectos de las alergias y hacen que los síntomas sean peores.
  • Relajación en la toma de la medicación de mantenimiento: La ausencia de síntomas durante el verano puede provocar que nos olvidemos de tomar nuestra medicación, y que la llegada del otoño traiga de vuelta los síntomas alérgicos más drásticamente.
  • Moho: Afecta durante todo el año, pero de igual manera que con los ácaros, el aumento de la humedad ambiental puede facilitar su aparición.

¿Cuáles son las alergias más comunes en otoño?

  • Rinitis alérgica: Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un alérgeno, como el polvo o el polen, se ocasionan síntomas de alergia tales como picores, hinchazón y mucosidad.
  • Asma alérgica: Es una enfermedad crónica, pero durante el otoño existe un mayor riesgo de ataques de asma debido al aumento de esporas de moho y de los ácaros del polvo doméstico por el incremento de la humedad relacionado con las lluvias pertinentes a esta estación.
  • Alergias alimentarias: Los comedores escolares traen consigo un aumento en el número de alergias alimentarias, están aumentado entre la población infantil.
  • Alergias a mascotas: El descenso de las temperaturas hace que permanezcamos más tiempo en casa, y que, por ello, también nuestras mascotas salgan menos, lo que hace más probable que aparezcan alergias a los epitelios de estos animales.
  • Dermatitis atópica: Es una enfermedad crónica pero el frío, los contrastes térmicos y la sequedad del hogar debido a la calefacción provoca que se manifieste de forma más aguda, resecando y escamando la piel.

¿Cómo puedo prevenirlas?

  • Ventilar la vivienda todos los días y no hacer un uso excesivo de la calefacción.
  • Cambiar los filtros de la calefacción y del aire acondicionado, para evitar bombear aire con polen o ácaros.
  • Lavar con frecuencia las sábanas, evitar los peluches en las camas de los niños y limpiar el polvo de todas las estancias con regularidad, especialmente el de las habitaciones.
  • “Es conveniente lavar el edredón antes de su colocación” – comenta la Clara Isabel Pérez Padilla, Responsable del Servicio de Alergología del Hospital Vithas Xanit Internacional; y añade: “Es preferible que sea sintético, en vez de plumas”
  • Durante estos meses, es importante llevar a los niños al médico si sospechas que pueden tener alguna alergia alimentaria, para ser diagnosticados y ser informados de qué alimentos pueden tomar o no, y saber el grado de alergia.
  • En el caso de una posible alergia alimentaria, revisar el Protocolo de Actuación en caso de reacción alérgica y verificar los kits de medicación de emergencia necesarios para tratar una reacción alérgica grave en el caso de que se produzca.
  • Contacta con tu médico y solicita pruebas si sospechas que estás teniendo reacciones alérgicas ya que, aunque los síntomas puedan ser similares, no tienen por qué corresponderse con los de una alergia.

Las reacciones alérgicas se pueden mantener a raya siguiendo estos consejos y para ello es importante saber si realmente las molestias que experimentamos son de origen alérgico para poder tomar conciencia. La Dra. Clara Isabel Pérez Padilla, responsable del Servicio de Alergología del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos recomienda ir al alergólogo para confirmar nuestras sospechas de alergia y también para ajustar, si fuera preciso, nuestra medicación.