Este proyecto de asistencia a mujeres y niños con el que colabora activamente Fundación Áurea desde su comienzo, ha implicado el desplazamiento de médicos, enfermeros y obstetras trabajando en turnos sobre el terreno. Fundación Áurea cubre los gastos de personal de estos equipos durante un periodo inicial de 6 meses.

La ayuda de Fundación Áurea ha servido para garantizar que haya personal médico cualificado en dos puestos de atención instalados en las islas de Quíos y Kos, al norte del Mar Egeo. En los campos de refugiados de Quíos –Souda y Vial containers– y en el de Kos hay más de 5.000 personas venidas desde Siria, Afganistán e Irak; un 48% de todas ellas son niños y otro 22%, mujeres. Estos espacios, que en un principio se habían habilitado para alojar a menos de un millar de personas, están triplicando su capacidad.

Durante seis meses los profesionales del Hospital Sant Joan de Déu están tratando a menores que sufren parálisis cerebral, cardiopatías, síndrome de Down, diabetes, asma… Además se enfrentan a un aumento de afecciones como la sarna o una epidemia de piojos por las escasas condiciones higiénicas. De cara a los meses de invierno, los médicos han intentado preparar los puestos de ayuda para hacer frente a una ola de infecciones respiratorias como las bronquitis y patologías víricas como la gripe.

La ayuda comprometida por Fundación Áurea para este proyecto cubre las operaciones de los sanitarios durante 6 meses.