Fundación Áurea se ha comprometido con un proyecto de ayuda sobre el terreno para atender a menores refugiados en Grecia, coordinado por el Hospital Sant Joan de Déu. El compromiso de Fundación Áurea con los colectivos con más problemas no sólo se circunscribe a Barcelona y alrededores: este apoyo a la labor humanitaria del Hospital Sant Joan de Déu en Grecia va a llegar a centenares de familias que se han visto forzadas a huir de sus países de origen.

El objetivo es proporcionar atención sanitaria de carácter materno-infantil a través de un equipo médico de 12 personas que se trasladarán, en un sistema de rotación, a uno de los campos de refugiados que hay en territorio griego. Todo el operativo será supervisado por ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, que ha valorado muy positivamente esta colaboración.

La contribución de la Fundación servirá para financiar la formación, desplazamiento y recursos necesarios para garantizar la presencia de un médico pediatra y una enfermera del Hospital Sant Joan de Déu para atender a niños con problemas de salud en estos espacios durante un período de 6 meses.

Se calcula que hay cerca de 55.000 personas recluidas en los 44 asentamientos temporales de refugiados, situados en Atenas, al norte de Tesalónica y en varias islas. De ellos, unos 20.000 son menores y otros 11.000 son mujeres, entre las que también hay decenas de embarazadas. Aproximadamente la mitad de los desplazados son sirios, pero también llegan desde Afganistán e Irak.