El pasado 15 de octubre, Carolina Bonafonte se incorporó a Fundación Áurea como directora de proyectos para desarrollar y potenciar un proyecto conjunto partiendo de tres individuales que Fundació Roure ya estaba llevando a cabo.

El “Programa para la inserción social mediante el desarrollo económico” tiene como idea aunar los proyectos: Tienda solidaria, Taller de costura y Lavandería; y sus objetivos son potenciar la formación e inserción laboral a personas con discapacidades y necesidades especiales, y ofrecer servicios a precios sociales a las personas del barrio.

¿Qué es Fundació Roure?

Fundació Rourees una entidad muy arraigada en Ciutat Vella que atiende necesidades básicas (alimentación, higiene, acompañamiento, formación, inserción laboral, etc.) del barrio y parte de Barcelona con foco especial en las personas mayores y familias, facilitando herramientas que aporten la máxima autonomía en cada caso y con un trato muy personalizado.

¿Cuáles son los principales proyectos de la Fundación?

Los tres proyectos en los que Fundación Áurea colabora activamente son:

  • Tienda solidaria, donde se venden principalmente objetos de segunda mano (ropa, complementos, música, libros, decoración, menaje, mobiliario, etc.) y stocks que provienen de donaciones de empresas y particulares. Tiene una triple labor social ya que ayudan a la gente a adquirir lo que necesita a precios muy bajos, es un punto de escucha y detección de necesidades de la gente del barrio; y emplea y forma a personas en riesgo de exclusión social.
  • Taller de costura, con instalaciones nuevas, en el Taller Emili Papirer se imparte formación a mujeres en riesgo de exclusión para facilitar su reinserción laboral y social. Además, realizan arreglos a un precio social para quien lo necesita y está previsto que se realicen talleres para la gente del barrio y pequeñas producciones, principalmente de producto de comercio justo, que ayudarán a que el taller sea menos dependiente de las subvenciones, garantizando así su continuidad.
  • Lavandería solidaria, donde trabajan y se forman personas con riesgo de exclusión social, se atienden necesidades sociales del barrio y se da servicio a 25 hoteles y apartamentos turísticos que ayudan a la sostenibilidad del proyecto.

Fundació Roure cuenta además con:

  • Economato comunitario, un “rebost” al que las personas derivadas de servicios sociales acuden para realizar su compra.
  • Comedor social en el que se facilitan no sólo los alimentos, sino también un lugar en el que reunirse y socializar.
  • Duchas sociales adaptadas para personas mayores con deterioro físico, personas sin hogar o personas con viviendas muy precarias.
  • Centro de día en el que se atiende a mayores con un cierto grado de dependencia o, de forma preventiva, para casos psicosociales complicados.
  • Vivir y convivir, es un proyecto por el que se pone en contacto a jóvenes estudiantes que necesitan vivienda para venir a estudiar a Barcelona con personas mayores que necesitan compañía.
  • Ayuda a domicilio para mejorar la calidad de vida de las personas mayores en su propio hogar.

¿En qué proyectos participa Fundación Áurea?

Fundación Áurea se ha implicado, principalmente, en los tres proyectos generadores de recursos (Tienda solidaria, Taller de costura y Lavandería) con el objetivo de potenciar la formación, la inserción laboral, ofrecer productos y servicios a precios sociales y todo ello buscando la autosostenibilidad de los proyectos de Fundació Roure.

Háblanos un poco de esta colaboración

Se trata de una colaboración constante y bidireccional. Cada semana trabajo 3 o 4 días en Fundació Roure para conocer con detalle sus proyectos, sus necesidades y posibilidades, y trasladarlos a Fundación Áurea para buscar la manera de priorizar, optimizar y agilizar las acciones a llevar a cabo.

¿Qué necesidades destacarías? ¿Cómo se les puede ayudar?

Fundació Roure abarca muchos proyectos (algunos de enorme complejidad) con unos recursos muy limitados por lo que toda ayuda es bienvenida. Se necesitan sobretodo:

  • Voluntarios para que ayuden en la tienda, los almacenes, el taller de costura, Rebost, comedores, Centro de Día, etc. o con medio de transporte que se desplacen a recoger donaciones. Voluntarios que ayuden con la fotografía, vídeo, redes sociales, plataformas de venta de segunda mano, etc. o que den charlas sobre salud, temas financieros, alimentación, etc. en l’Escola d’Envelliment. Puede ser un voluntariado puntual (para un proyecto concreto) o de continuidad.
  • Donaciones de ropa, complementos, novelas, discos, menaje, ropa de casa, etc. en buen estado. Donación de alimentos, productos de higiene personal o limpieza del hogar y también donaciones económicas para cubrir los proyectos que no generan recursos como el Rebost, el comedor o las duchas.
  • Cualquier compra en la tienda, encargo al taller o contratación de servicios de lavandería tiene efecto positivo en la labor de Roure y ayuda a su autosostenibilidad.

Otros elementos en lo que nos vendría bien ayuda serían: capacidad de almacenaje ya que hay donaciones que no podemos aceptar por falta de espacio, y difusión de los proyectos, cuanta más gente conozca lo que hacemos, más fácil será que se acerquen a la tienda, traigan sus arreglos al taller o contraten los servicios de lavandería.

¿Qué le dirías a alguien que duda si participar o no como voluntario?

Que se llevará mucho más de lo que dé. El ambiente en Roure es muy familiar y participativo, y es muy gratificante ver como pequeñas acciones mejoran enormemente la vida de las personas.