El pasado 15 de febrero se celebró, como cada año, el día del cáncer infantil. Una fecha relevante para dar visibilidad a esta enfermedad que requiere de un gran esfuerzo de investigación y de apoyo a las familias.

Según la OMS, se calcula que cada año padecen cáncer unos 400 000 niños y adolescentes de entre 0 y 19 años.

En los países de ingresos altos, donde en general hay acceso a servicios de atención integral, más del 80% de los niños afectados de cáncer se curan, pero en los países de ingresos bajos o medianos se curan menos del 30%.

Por lo general, el cáncer infantil no se puede prevenir ni detectar por cribado. «Lograr la curación del cáncer infantil es posible». Es el lema del Día Internacional Contra el Cáncer Infantil que ha promulgado la Organización Mundial de la Salud (OMS) este 2022. Un día para concienciar. Para mostrar apoyo a todos l@s niñ@s y adolescentes con cáncer, a los supervivientes y a las familias que les están acompañando en la lucha contra la enfermedad.

En España se registran unos 1000 casos cada año que afectan a niñ@s entre 0 y 14 años según la aecc. En las últimas décadas, los adelantos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásicas en la infancia han supuesto una importante mejora en las cifras de supervivencia. La tasa de supervivencia en nuestro país se sitúa en el 81% a los cinco años, de acuerdo con los datos proporcionados por el Registro Español de Tumores Infantiles. No obstante, el cáncer continúa siendo la segunda causa de mortalidad en menores de 15 años, sólo precedida por los accidentes.

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) a través de su Observatorio y del Registro Nacional de Tumores Infantiles sobre el cáncer infantil en España en 2020, los tipos más comunes de cáncer entre pacientes menores de 14 años es: 30% leucemias; 13% linfomas, 22% tumores de sistema nervioso central y 20% tumores en el cerebro. Atendiendo al sexo de los pacientes, existe una predominancia masculina en la incidencia del cáncer infantil con un 60% de casos registrados en niños y 40 % en niñas.

Fundación Áurea, dentro de su compromiso de ayuda a colectivos desfavorecidos, pone foco en las familias con pocos recursos que tienen que afrontar enfermedades severas, con largos tratamientos, especialmente cuando afectan a un menor, ya que, a los efectos de la enfermedad, se suman las necesidades económicas, agravadas por esta. En esta línea contribuye prestando ayudas sociales a familias a través de la colaboración con entidades que desarrollan sus actividades en este ámbito, como la asociación española contra el cáncer, Fundación Enriqueta Villavecchia y Fundación Bienvenido. Fruto de estas colaboraciones, enmarcadas en la contribución al ODS n.3 Salud y Bienestar, este año se ha prestado ayudas a más de 60 familias.