En abril de 2018 os presentamos el proyecto Sierra Leona del Hospital Sant Joan de Déu, apoyado por Fundación Áurea. Hoy os hacemos llegar los buenos resultados conseguidos en 2019 en la reducción de la malnutrición y la mortalidad materno infantil.

El programa se desarrolla en las poblaciones rurales situadas alrededor  de la ciudad Lunsar, en el distrito de Port Loko de Sierra Leona, un área muy pobre con altos índices de mortalidad materno – infantil.

El objetivo del programa es abordar el problema de la desnutrición, desde todos los ámbitos, mediante la prevención, apoyo y tratamiento, por ello la actividad incluye formación, alimentación, tratamiento médico, y seguimiento de los casos de desnutrición.

Con la ayuda de Fundación Áurea se ha contratado a una nutricionista local que lidera el proyecto en el Hospital Saint John of God de Mabesseneh, uno de los principales hospitales no gubernamentales del país, situado en la pequeña población de Mabesseneh, a dos quilómetros de Lunsar. Esta nutricionista recibió formación de una nutricionista desplazada desde Barcelona durante el último trimestre de 2018 y, en febrero de 2019, la doctora Vicky Fumadó reforzó esta formación, extendiéndola a los estudiantes de la escuela de enfermería. Posteriormente, el gobierno reconoció al hospital como centro de referencia de rehabilitación nutricional y la nutricionista estuvo formándose en la aplicación de los protocolos gubernamentales, así mismo el gobierno apoyó el Centro con tres enfermeras

Se realizan valoración nutricional a todos los niños y madres que entran en contacto con los servicios de salud del Hospital Saint John of God y a los que son atendidos en las seis clínicas ambulatorias que dependen de él, dónde se acude ambulatoriamente cada semana. Se han adaptado e implementado protocolos de tratamiento en el hospital y la comunidad; se ha mejorado la educación sanitaria y los conocimientos nutricionales de los alimentos a las madres. Todo ello para prevenir y tratar la malnutrición infantil en el área de influencia del hospital y, así, poder reducir la mortalidad provocada por la malnutrición y otras enfermedades. También se complementa con formación a nivel de higiene y saneamiento, cuidado de la mujer durante el embarazo y vacunaciones.  

Un elemento clave del programa es la administración de alimentos terapéuticos a niños con problemas de malnutrición severa para poder atajar el problema de forma rápida y permitir su recuperación.

A lo largo de 2019, 5.220 niños han recibido atención nutricional gracias a este programa y el 86,2% continúa tratamiento tras recibir el alta. Pese a ello, todavía se ha registrado un 5,7% de malnutrición severa por lo que queda un importante trabajo por realizar, la comunidad de Mangue es dónde más casos se han registrado. En cuanto a la malnutrición crónica que presenta un 24% de los niños menores de 5 años, precisa intervenciones a más largo paso, y es uno de los retos del programa para 2020 

Destacado en 2019

El gobierno sierraleonés ha designado al Hospital Saint John of God como centro de referencia de malnutrición en el país y ha asignado tres enfermeras para trabajar en el problema formadas específicamente, junto con la nutricionista financiada gracias a Fundación Áurea. Con ello se podrá avanzar con mayor rapidez en la solución de este grave problema, y en la reducción de la mortalidad infantil.